¿Estás embarazada? Conoce la toxoplasmosis

Seguramente habrás oído que cuando una mujer está embarazada, debe evitar tomar según qué alimentos que están relacionados con la toxoplasmosis. Pero, ¿Qué es la toxoplasmosis? ¿Es cierto que deben evitarse algunos alimentos? En este post te lo aclaramos.

 

En primer lugar, mencionar que el embarazo es una etapa saludable de la mujer, que debe disfrutar al máximo, cuidándose y siguiendo una alimentación equilibrada. Así pues, no hay que alarmarse ni obsesionarse. Simplemente, debido a los avances médicos actuales, se realizan unos controles más exhaustivos de la mujer embarazada para asegurar que todo va perfectamente, y que la madre y el bebe están bien.

 

La toxoplasmosis es la enfermedad producida por un parásito, llamado Toxoplasma Gondii. Este en condiciones normales no produce síntomas de gran relevancia; pero, en el caso de mujeres embarazadas podría ser muy grave, e incluso podría ocasionar la muerte del feto. Es por esto, que en el primer trimestre del embarazo, se examina mediante un análisis de sangre, si el sistema inmunitario ya ha tenido contacto con este parásito. En muchos casos, no se ha pasado la enfermedad y por sus consecuencias debe evitarse que la embarazada se contamine.

 

Este organismo muere cocinándolo a temperaturas superiores a 72ºC y también muere en congelación a -20ºC. Es por ello, que debe tenerse especialmente cuidado, con los alimentos que vayan a tomarse en crudo, como las ensaladas, u otros alimentos que no estén cocinados, como los embutidos.

 

Pero entonces ¿Una mujer embarazada no puede tomar ensaladas ni embutidos? ¡Falso! Si se siguen unas normas de higiene adecuada pueden tomarse con total tranquilidad. En el caso de los vegetales que se tomen en crudo, tanto si se consumen en casa o fuera, debemos asegurar que se hayan higienizado adecuadamente. Es tan sencillo como limpiarlos y desinfectarlos con un producto apto.

 

En el caso de los embutidos industriales, son muchos los ginecólogos que no los prohíben dado las garantías de seguridad de la industria alimentaria. No ocurre lo mismo, en el caso de los embutidos caseros o artesanos… donde se aplican muchas veces de manera menos estricta ciertas normas de higiene. También hay la posibilidad de congelarlos antes de consumirlos.

 

Y recuerda ¡El embarazo puede ser un buen momento para empezar un estilo de vida más saludable!