HOLAHOLA

Rectificación cervical: el gran problema de forzar las cervicales frente a los nuevos dispositivos


Una mala postura puede generar desde problemas de movilidad y cefaleas hasta zumbidos de oído y alteraciones oculares. Los Teléfonos, las tablet y todas las pantallas que hoy en día pasan por nuestras manos (y frente a nuestros ojos) pueden traer algunas consecuencias para la salud: desde cansancio en la vista hasta alteraciones en el sueño, los dispositivos que utilizamos a diario traen algunas complicaciones.

Otro problema tiene que ver con la postura que se adopta ante las pantallas: la cabeza gacha, y un cuello sumamente tensionado no es lo más cómodo y, sin embargo, es un error frecuente entre los usuarios de los dispositivos.

 

HOLA 222

 

El hábito puede desencadenar un problema que tiene nombre: rectificación cervical, que es la pérdida de la curvatura de la columna cervical, llamada lordosis, que da como resultado una columna recta. La patología produce sobrecargas musculares y articulares y es una de las causas más comunes de dolor cervical.

Pero el dolor puede no venir solo: además puede estar también acompañado de limitación de la movilidad, cefaleas, mareos, vértigo, alteraciones oculares, zumbidos de oídos, náuseas o vómitos y taponamiento de oídos. La rectificación, salvo que tenga relación con un traumatismo o accidente, no aparece de un momento a otro. Tiene que existir un tiempo prolongado de malas posturas y hábitos, trabajos repetitivos – en general con la cabeza flexionada-, mala almohada, stress físico o emocional.

Según expertos en Kinesioligia, hoy en día, debido a la adicción y uso constante del teléfono móvil, se puede ver el aumento en las consultas por dolencia de cabeza, cuello, hombros, y un aumento significativo en las alteraciones a nivel cervical y columna en general.
HOLA-333
¿Cómo se detecta la patología?

En la radiografía o resonancia magnética puede verse artrosis, protusiones o hernias de disco y rectificación. Y lo común es que se culpe a lo que se ve en esas imágenes como la causa del problema, pero en realidad son el resultado de un proceso que se ha iniciado mucho antes.
La mejor manera de prevenir, para la columna cervical como el cuerpo en general, es tomar conciencia acerca de aquello que es nocivo para nuestra salud y trabajar para revertir costumbres dañinas que realizamos durante el día.

HOLA-444
TRATAMIENTO
La Reeducación Postural Global (RPG), se destaca por el principio de individualidad para diseñar un tratamiento global que, a raíz de los síntomas que presenta, busque y resuelva las causas que los han provocado.

El tratamiento apunta a aliviar los síntomas del paciente además de mejorar su postura: descomprimir esa columna cervical afectada por la rectificación y devolverle su curvatura fisiológica, flexibilizando toda la musculatura del cuello, es una de las metas a conseguir.

«Síndrome del cuello roto»: dolor cervical por el uso excesivo de pantallas

La tecnología es parte importante en la vida diaria de muchas personas gracias a las numerosas comodidades que proporciona. Pero, como pasa con otros aspectos, es contraproducente cuando no se utiliza bien. Un uso inadecuado y excesivo de smartphones o dispositivos portátiles conlleva riesgos derivados sobre todo de una postura incorrecta.
El problema surge porque las personas inclinan la cabeza hacia abajo cuando consultan el móvil o emplean la tableta. Este pequeño gesto hace que los músculos posteriores del cuello trabajen mucho al tener que soportar más peso: se calcula que una inclinación de 60 grados puede suponer para la espalda el esfuerzo equivalente a cargar sobre los hombros 27 kilos, tal como indica un estudio publicado en la revista Surgical Technology International.

Según esta investigación, solo el gesto de «sacar el móvil del bolsillo e inclinar la cabeza hacia abajo supone tal esfuerzo para la columna vertebral que, a la larga, puede provocar dolores y problemas musculares en la espalda». La solución, según el trabajo científico, pasa por levantar los brazos a la altura de la cara y mirar el aparato con la cabeza erguida. Un estudio realizado en primera persona por el periodista especializado en nuevas tecnologías Adam Clark revela que la excesiva consulta a los smartphones le ha llevado a «sufrir dolores de cabeza muy recurrentes, como si alguien me hubiera golpeado en la cabeza con una barra de acero». En la mayoría de los casos esta dolencia -que no enfermedad- la sufren más los jóvenes, que son los que más tiempo pasan frente a las pequeñas pantallas.

Cómo evitar el dolor de cervicales

La primera de las recomendaciones es cambiar los hábitos posturales. En muchos casos no es una tarea fácil, porque se adoptan posiciones forzadas de forma inconsciente. Ser consciente del problema e intentar cambiar de postura es el primer paso para conseguir sentarse del modo correcto y reducir tensiones.

Además, deben tenerse en cuenta otras recomendaciones ergonómicas frente a una pantalla:

· Mantener una distancia de entre 25 y 30 centímetros entre la pantalla y los ojos.
· La espalda debe estar recta y, si es necesario, se levantará el dispositivo a la altura que permita tener la cabeza recta o ligeramente inclinada hacia abajo.
· El teclado debe estar bajo, a una altura que deje tener los brazos alineados con el tronco y los antebrazos a 90º de estos con las muñecas en posición neutra.
· Sentarse lo más atrás posible de la silla, con el respaldo recto, la espalda erguida. Es importante cambiar de posición cada cierto tiempo y levantarse cada 45-60 minutos.
· Las rodillas deben estar en un ángulo de 90º.
· Los pies tienen que quedar paralelos y con toda la planta en el suelo.
· Es preferible que la luz sea natural y evitar reflejos en la pantalla.
· Con un uso prolongado del ratón es recomendable alternar de mano cada cierto tiempo.
En cuanto al uso de móviles, las premisas para evitar problemas cervicales son las mismas, pero la más importante es la siguiente: la pantalla debe quedar a la altura de los ojos para impedir inclinar la cabeza hacia abajo.

Tampoco deben olvidarse otros aspectos:

· En la cama, no emplear almohadas que inclinen mucho la cabeza, porque también pueden aparecer alteraciones en la columna y contracturas musculares. Acostados, la cabeza debe estar en la misma dirección del cuerpo.
· Para viajar en coche, la cabeza debe apoyarse en el asiento.
· Evitar estar todo el día sentado, mantenerse activo y hacer deporte de forma habitual; para ello, antes deben calentarse los músculos y, después, hacer estiramientos.
· Si se carga una mochila, debe llevarse pegada al cuerpo, a la altura de la zona lumbar o entre las caderas, por encima de las nalgas. Es recomendable no cargar más del 10% del propio peso.

Si, pese a todo, aparece dolor o hay molestias, lo más recomendable es consultar al médico, que es quien decidirá cuáles son las medidas más adecuadas que deben aplicarse. Es importante evitar el reposo y seguir una vida lo más normal posible, fundamentada en mantenerse activo tanto como se pueda.

«En nuestro Centro de Pilates ( Vigo ) , utilizamos la terapia de reeducación postural global (RPG) y enseñamos a mantener la postura adecuada en cualquier situación, incluso al realizar movimientos que requieren mayor esfuerzo muscular, reduciendo el riesgo de lesiones.»

Juan Barberá
«Ayudar a las personas es un acto que mejora la calidad de vida en general. Pero además de ser una buena acción, estas gestiones benefician directa e inmediatamente a la persona que los realiza. Una persona generosa de corazón es una persona emocionalmente rica, alegre y feliz».