jdys_for_Argal_cabecera_del _blog

Muy redundante sería volver a comenzar este segundo artículo con las mismas palabras con las que inicié el anterior, que son las mismas con las que me presenté inicialmente a este proyecto. Pero si lo pienso bien, me encajarían a la perfección. Podría hablar del destino, pero realmente soló es fruto de la precondición.

En el artículo anterior escribí sobre la importancia del diseño gráfico en la moda. Y compartí con todos los lectores de la web la gran propuesta que me hizo Argal en realizar el diseño de una camiseta. Pues quiero volver a hablaros de este proyecto, pero desde el punto de vista de la ilusión.

Una de las frases celebres del escritor Fernando Trujillo Sanz decía: «El talento es necesario, pero sin ilusión no se puede llegar realmente lejos»

He buscado el significado del término ilusión, hasta la fecha no me había percatado que en realidad es una palabra contradictoria. Por un lado es un concepto o imagen que surge del engaño de los sentidos. Y por otro lado, es la capacidad que posemos las personas de reunir fuerzas y concentrarlas a favor de la conquista de un objetivo. Es como las dos caras de la misma moneda, para este nuevo artículo quiero quedarme con la cara más positiva de esta.

Y es que cuando algo nos ilusiona de verdad se transforma en acción. Que a su vez se convierte en fuerza de energía de la que nos alimentamos positivamente para crear algo y que eso nos ayude a desarrollarnos y mejorar como personas. Es la motivación y el estímulo que nos hace utilizar los medios necesarios de nuestro entorno para conseguir algo.

Puedo afirmar y sin ninguna duda, que el 2019 ha sido uno de los años más duros, en todos los aspectos, de mi vida. Ha sido un año complicado donde ha reinado la desmotivación y la desidia. Momentos de verdadera desolación, de apagamiento hasta incluso plantearme abandonar el mundo de la moda, retomar antiguos oficios y convertir mi sueño y mi pasión simplemente en un pasatiempo.

Comento esto porque presentarme al concurso de Argal, quedarme como finalista, el desarrollo de la camiseta y lo que ha llegado detrás ha sido sin lugar a dudas como una tabla de salvación para mantenerme a flote entre los restos del naufragio. Seguro que a muchos después de leer esto, os recuerdo la escena de Rose Dawson en el hundimiento del Titanic, tal cual. Increíble como a veces el destino materializa cosas en tu camino para comprometerte y no rendirte con los obstáculos, confiar en nosotros mismos y volver a tener esperanza en nuestros objetivos y ser constantes.

Lo primero que hice fue obligarme a ilusionarme. Comencé visionando el primer storie en el que un compañero recibía el paquete con su camiseta, después llegaron los mensajes y felicitaciones de algunos compañeros. A los pocos días llegó el cartero, un firma aquí y ya estaba en mis manos. Yo sabía lo que era, abrí el paquete y no cabía en mí.

COLLAGE-ARTICULO2_byjdys

Más ilusiones… esa maravillosa carta que se acompañaba con el envío de las camisetas. Encabezaba con el vector de la frase “Tu proyecto es el nuestro” y además me nombraba como diseñador y por supuesto, el lote con las camisetas. No os podéis imaginar la enorme motivación que me generó todo esto. Recuerdo que en ese momento pensé: qué grandes y qué bien lo hacen estos de Argal.

Después de todo esto, de lo que estaban haciendo por mí, por mi proyecto y por el de cada uno de mis compañeros finalistas, no quería que el diseño de mi camiseta, de nuestra camiseta se quedara simplemente en una simple camiseta (viva la redundancia ), quería que tuviese voz. Entonces, me acordé de un antiguo proyecto que realicé durante una formación de coolhunter y que gracias a éste lo peté en Facebook, cuando entonces era Facebook. Y eso es lo que estoy intentando hacer en la actualidad con la camiseta diseñada para Argal.

Es fascinante el mundo de las camisetas, podría escribir un artículo dedicado solamente a la evolución y a su historia. Es una de las prendas de ropa más utilizadas y populares hoy en día en nuestros outfits. Forman parte de la personalidad de la gente, se ha convertido en un artículo de marketing y son muchas las marcas que lanzan camisetas con mensajes. Pero… ¿Puede una misma prenda hablar de las personas que la llevan?

Es evidente que la ropa habla, siempre revela de nosotros y de nuestra personalidad, pero quería ir más allá. Quiero que esta camiseta hable de personas. ¡Claro que si!

Personas que al igual que yo, están luchando por conseguir un objetivo, un sueño o que incluso ya lo han conseguido. Contar sus historias y con ello motivar a otros.

Así que me puse manos a la obra. Tenía que revertir la situación y empecé a volcar en mis redes sociales las fotos que la gente me enviaba con la camiseta. Comencé con las de mis compañeros del Concurso Taller Argal y contando sus historias. Pero después me dije y por qué no hacerlo también con esas personas a las que tanto quiero, con las que han formado parte de mi trayectoria profesional, a las que admiro y a las que considero que tienen una bonita historia que regalar y contagiar a los demás. Recompensarles por todo lo que también me dan. Dicho y hecho…

Pero lo que no me imaginaba, es la motivación de la gente y de mis compañeros. De los de los mensajes de personas que quieren participar y de la repercusión que este proyecto esta teniendo en redes sociales. Sois increíbles.

Por todo esto quiero agradecer a todos los que ya han participado y los que quedan por participar por su interés, por la creatividad, por el arte y por la imaginación de cada foto que recibo. Cada una de ellas es una ILUSIÓN para mí, para el equipo de Argal y para la gente que lee vuestras historias.

Creó que con pequeños pasitos se pueden conseguir grandes cosas. Gracias Argal, sin vosotros esto NO hubiese sido posible.
#tuproyectoeselnuestro