Eli Vicci

¿Cómo organizar las cenas de la semana?

Eli Vicci

¿Cómo organizar las cenas de la semana?

04/05/2021

Es una de las dudas más comunes, es el momento del día en que llegamos a casa de trabajar o de estar fuera de ella y necesitamos algo rápido, fácil y que además entre dentro de una alimentación saludable.

Para ello, lo mejor es la organización. Si, los nutricionistas somos muuuuy pesados com este tema, pero no es lo que tu piensas, no necesitas tener TODO organizado en tuppers en tu nevera, pero si ir a lo básico: qué vas a comer en la semana, cuantas veces y con esto planificar tu compra semana/quincenal. Con esto no sólo consigues una pseudo-planificación que te hará más fácil no salirte de tu plan saludable sino que, además, ahorrarás en el proceso al tener todo más o menos encajado, disminuyendo la cantidad de alimentos “que te sobran” en la despensa.

Que sí, que la teoría nos la sabemos… pero, ¿cómo organizamos entonces estas cenas saludables?

  1. Utiliza recetas que te sean fáciles y atractivas, piensa en 5-6 ideas de cenas que puedas hacer en la semana y que sabes que llegado el día no te parecerán “aburridas”, así aseguras en parte el poder llevarlas a cabo.
  2. No seas repetitivo, sabemos que la tortilla francesa es la cena comodín, pero si siempre la haces igual y cenas todas las noches tortilla terminarás odiando todo lo que tenga que ver con ella! Si te gusta una receta, mezcla ingredientes, como hacer una tortilla rellena de queso y jamón.
  3. Busca enlatados/envasados de calidad, si parte de tu cena ya viene hecha y es saludable, te será más fácil: latas de conservas, botes de verduras encurtidas o congeladas, verduras troceadas o precocinadas.
  4. Ten a mano un comodín (pero sin caer en el punto 2) puede ocurrir que no te apetezca para nada complicarte más de un segundo en la cocina! Ten para estos días una opción cómoda y rápida, como por ejemplo utilizar una tabla de queso fresco, jamón serrano, jamón cocido, aceitunas, verduras crudas, o ensaladas muy fáciles.
  5. ¡Re-utiliza sobras del mediodía o del día anterior! Comer de las sobras de otra comida no tiene porqué ser monótono, sólo hace falta cambiarles algún ingrediente para hacer un plato diferente, si al mediodía cocinas judías verdes para un sofrito, por la noche puedes hacerlo en tortilla.
  6. ¡Puedes innovar! Cuando te apetezca, ¡claro! Pero sin complicaciones, hay recetas muy fáciles y nada comunes, como hacer pizzas con berenjenas o calabacines o utilizar la harina de garbanzo para hacer rebozados. Innovar en la cocina no tiene porque ser muy laborioso!

Estos son mis trucos de consulta para pasar de cenas de pechuga-lechuga a una semana un poco más “entretenida”, no olvides que comer saludable no tiene porqué suponerte un trabajo extra! Ni mucho menos.