blog-taller-argal-moove-magazine

Laura Alejandro nos cuenta la colaboración que comienza con nosotros


Tras muchos años trabajando en Marketing, Comunicación, Fotografía y contenidos en general, podemos decir que éste es uno de los proyectos que más me ha entusiasmado en mucho tiempo.

Moovemag.com fue el medio que creé para poder dedicarme 100% a lo que me apasiona. Siempre con entusiasmo, pero a la vez con el vértigo de la inseguridad de qué pasará si no llega a ninguna parte.

Ha sido mucho tiempo de compatibilizar la creación de contenido para este proyecto digital, a la vez que ayudar a clientes a crecer en el área del marketing, la comunicación y la imagen con vintagecomunicacion.com, hasta que al fin, llegaron unos grandes hitos que marcaron un antes y un después en mi carrera y, por supuesto, en mi vida.

Todo sucedió a la vez: la decisión de realizar un gran viaje, ese que siempre soñé junto a mi pareja y que nunca podíamos hacer por falta de tiempo o medios económicos suficientes (siempre había cosas en las que invertir primero). A continuación, la llegada de un proyecto de consultoría de marketing que nos ayudaría a financiar el viaje en su inicio y, para culminar, la nominación a las Becas Taller Argal: “Gente que ama lo que hace”.

A veces, si tienes claros tus objetivos y trabajas (mucho, para qué engañarnos) para conseguirlos, los astros se alinean para llegar a ellos o, si no, a algo que se les parezca bastante.

Y, aunque finalmente no me concedieron ninguno de los premios Argal la noche del 13 de junio en la que se dieron a conocer los afortunados ganadores de sus becas, creo que gané uno mayor si cabe: la oportunidad de colaborar con ellos más adelante.

“Proponnos cosas”, fueron las palabras de algunos de los organizadores. “Siempre intentamos que los finalistas de una u otra forma colaboren con nosotros”, me dijo otra persona del equipo. Así que, ese día de sentimientos encontrados, mi cabeza se puso a trabajar en ideas con las que poder hacer algo interesante juntos.

Y, aunque ellos se van a enterar leyendo este post, la propuesta de colaboración me vino a la cabeza esa misma noche mientras celebrábamos con los compañeros sus premios y cenábamos rodeados de gente interesante “que ama lo que hace”. Yo también esperaba conseguir mi premio. Por el camino largo, quizá, pero premio al fin y al cabo. No obstante, estar ahí después de 18.000 proyectos presentados ya era mucho.

Hoy por fin puedo anunciar que esa la propuesta que nació aquel día y que les presenté en agosto tras madurarla para que tuviera verdadero sentido, que fue aceptada a mediados de septiembre y que hoy se ha hecho realidad.

El 13 de septiembre mi pareja y yo iniciamos nuestro gran viaje como “nómadas digitales”, trabajando a la vez que descubrimos lugares y, mientras escribimos para moovemag.com y redhistoria.com (nuestros dos sueños digitales), nos encontramos recorriendo todo el Sudeste Asiático y Japón buscando a españoles que disfrutan de su trabajo y que, en definitiva, “aman lo que hacen”.

Las entrevistas que estamos haciendo verán pronto la luz en este blog de Argal. Testimonios de personas que han tenido la fuerza, la perseverancia y la valentía de perseguir sus pasiones hasta, literalmente, el fin del mundo. Comenzamos por cada uno de los países que recorreremos: Indonesia, Japón, Vietnam, Myanmar, Camboya y Tailandia para, posteriormente, regresar a España y Europa, antes de continuar por América. Sí, un periplo de ensueño.

Pero estos últimos destinos aún quedan lejos, así que de momento os quiero presentar esta colaboración entre Argal y Moove Magazine, donde podrás leer las entrevistas completas y el vídeo, mientras que en este blog aparecerá el resumen con algunas imágenes que os trasladarán al país donde vive cada uno de los entrevistados.

Nuestro objetivo con este proyecto es mostrar que la vida es un viaje, pero uno sin billete de vuelta, y el ser humano se merece vivirla haciendo algo que le llene y le haga sentir que no vive para trabajar, sino lo contrario. O, al menos, intentarlo.

Yo por mi parte y hasta ahora lo he logrado y me siento muy agradecida con poder continuar, gracias a Argal, haciendo cosas que me apasionan. Ahora, nuestra misión es inspiraros, mostraros caminos, impresiones, opiniones y la sabiduría de las historias que os contaremos para que, más tarde o más temprano, todos podáis ser “gente que ama lo que hace”.

En mi blog podéis leer mi experiencia en las Becas Taller Argal.