hanoi

Gente que ama lo que hace: Cristian Sánchez, Cocinero y co-propietario de “El Loco Tapas Bar” Hanoi (Vietnam)


Como os decíamos en la anterior entrega de “Gente que hace lo que ama”, las personas que deciden irse de su país de origen a ejercer la profesión que les hace felices lo hacen motivados por diferentes razones. Patricia Ibáñez, protagonista de nuestra anterior historia, tenía movilidad geográfica gracias a su negocio online, por lo que eligió irse de España para vivir otro de sus sueños, trabajar en su proyecto desde Asia, y más concretamente, en Bali.

En nuestra siguiente escala, Hanói, es la ciudad donde hemos encontrado al segundo valiente de esta serie cuyos motivos para estar ejerciendo su profesión fuera de España son bien distintos (puedes leer también aquí más datos de su inspiradora historia en la entrevista que le hicimos para Moove Magazine). Cristian Sánchez es cocinero de corazón, pero con un gran espíritu emprendedor, quien ha llegado a la capital de Vietnam por casualidades del destino. Su pasión por la cocina es la base y, según ha ido identificando las oportunidades de desarrollarla, con su instinto como mejor herramienta, las ha ido siguiendo a donde fuera que le llevaran.

Tras haber cerrado su primer restaurante en España, comenzó un viaje por diferentes países como Noruega llegando finalmente a Vietnam, primero en la isla paradisiaca de Phú Quoc, al sur del país, y luego en Hanói. Tras dos años de arduo trabajo, decidió (junto con su socio) abrir un restaurante en pleno centro de la capital vietnamita, El Loco Tapas Bar.

hano22

Como su propio nombre indica, las tapas son protagonistas de su negocio, pero con una interesante variante: introducen cocina de la abuela con el formato de estas tradicionales raciones. De esta forma, los amantes de la comida española y expatriados melancólicos podrán degustar desde albóndigas, hasta lentejas u otros platos caseros en forma de tapa que a más de uno le harán sacar una que otra lagrimilla. Su restaurante ha cumplido dos años con gran éxito gracias a las críticas positivas sobre su cocina, lo que ha generado una afluencia de público constante y un negocio próspero lejos de casa.

Su éxito es resultado de su esfuerzo. Emprender en Vietnam no ha sido fácil debido a las barreras a las que se ha enfrentado a diario: idioma, personal cualificado, burocracia y escasez de productos españoles en la región.

Pero su pasión, tesón y paciencia, le han hecho alcanzar sus objetivos personales y laborales, aunque su éxito particular, según afirma, sea el tener un equipo que, sin haber cocinado comida española con anterioridad, consiga que el resultado sea excelente para todos sus clientes, demostrando que con esfuerzo y empeño es posible alcanzar la excelencia.

Pese a todas las barreras, Cristian espera abrir nuevos negocios en un futuro próximo. Es un claro ejemplo de superación constante y perseverancia, que esperamos desde aquí que inspire a aquellos que queráis cambiar de vida y comenzar a trabajar en lo que realmente os apasiona, pues, como él dice “la persona que ama lo que hace nunca volverá a trabajar”.

Os recordamos que podéis leer la charla que mantuvimos íntegra con Cristian en Hanoi en Moove Magazine.

¡Mil gracias Cristian por ese gran día de mercado en el que nos contaste tu historia!