Ramón de Cangas

¿Qué es la dieta cetogénica?

Ramón de Cangas

¿Qué es la dieta cetogénica?

08/06/2021

Conoce la dieta cetogénica

Se habla de una dieta cetogénica cuando el aporte de hidratos de carbono es de menos de 50-100 gramos al día, dado que en estas circunstancias se generan los llamados cuerpos cetónicos. El aporte de hidratos de carbono depende de cada persona, de su actividad física, composición corporal, etc.

En términos coloquiales se podría decir que “es una dieta que se basa en obtener la energía, para nuestro organismo, a través de la ingesta de grasas saludables, proteínas, reduciendo al máximo los hidratos de carbono”.

La dieta cetogénica es un modelo dietético empleado, en sus inicios, para tratar convulsiones epilépticas en niños. Este modelo se ha aplicado en otros casos con diferente éxito, como en la enfermedad del Parkinson, el glaucoma, la enfermedad del Alzheimer y, por supuesto, para perder peso.

A principios del siglo XX, se conocía una relación entre el ayuno y los beneficios en las convulsiones y fue el doctor Wilder, de la clínica Mayo, quien sugiere que este efecto podría ser a causa de la generación de cuerpos cetónicos y propuso una dieta rica en grasas y baja en hidratos de carbono para obtener un efecto similar.

El organismo humano puede producir hidratos de carbono a partir de otros compuestos. Por esta causa algunos profesionales consideran que no es un nutriente esencial. No obstante, se recomienda que los hidratos de carbono supongan el 50% de la energía diaria.

A continuación, resolveremos las cuestiones más comunes que se plantean acerca de la dieta cetogénica.

¿Qué son los cuerpos cetónicos?

Son unas moléculas cuya producción aumenta en ausencia de hidratos de carbono. Al utilizar la grasa como fuente de energía se oxidan los ácidos grasos en las mitocondrias celulares (en especial en el hígado) y en este proceso se forman tres moléculas, conocidas como cuerpos cetónicos: acetona, betahidroxibutirato y acetoacetato.

¿Los cuerpos cetónicos son residuos metabólicos o fuente de energía? ¿Por qué cambia el aliento?

Estas tres moléculas (acetona, betahidroxibutirato y acetoacetato) tienen la consideración de residuos metabólicos y también son una fuente de energía extra, pero para que produzcan energía debe existir glucosa suficiente.

La acetona es una excepción pues se elimina por la orina y la respiración. Cuando sus niveles aumentan provocan que el aliento tengo un olor característico.

¿Cómo se “quema la grasa”?

Comienza el “ayuno” de hidratos de carbono (ayuno que puede derivar de un ayuno total, de una dieta muy baja en Kcal o de una dieta muy rica en proteínas y, por tanto, muy baja en hidratos de carbono) se emplea la glucosa en sangre cuyos niveles descienden. Una vez agotada la glucosa se utiliza la almacenada en forma de glucógeno y los ácidos grasos almacenados en el tejido adiposo (grasa) en forma de triacilglicéridos. Éstos se liberan en forma de ácidos grasos aportando energía y permitiendo el trabajo celular.
El glucógeno se agota y los niveles de glucosa en sangre descienden.

¿Problema por la escasez de glucosa?

El organismo puede utilizar sus reservas de grasa, pero los glóbulos rojos necesitan glucosa y las células nerviosas la prefieren como energía. Para solucionarlo: los aminoácidos se utilizan para obtener glucosa.

El problema es que para obtener estos aminoácidos deben degradarse estructuras corporales (la masa muscular, por ejemplo). Son muy importantes las proteínas como fuente de glucosa ya que en los primeros días de ayuno (una vez agotado el glucógeno), la mayor parte de la glucosa se obtiene a partir de ellas.

¡¡CUIDADO!! Si esta degradación de las estructuras corporales se mantiene a un ritmo muy alto habría riesgo para la salud.

¿Y… el cerebro?
El cerebro gasta demasiado glucosa. Por ello, cuando el ayuno se prolonga el organismo, acaba empleando la propia grasa como fuente de energía para el cerebro.

¿Sabías que los cuerpos cetónicos reducen el apetito?

Es un mecanismo de protección para reducir el gasto energético y disminuir las necesidades energéticas. Tienen un efecto anticatabólico, que evita que continúe la degradación de masa muscular.

¿Ocurre algo más?
Hay una pérdida de agua intracelular. Una dieta deficiente en hidratos de carbono provoca el agotamiento de las reservas musculares y hepáticas de glucógeno.

¿Riesgos?
Según los estudios existen algunos posibles efectos secundarios a corto y a largo plazo, pero es cierto que en bibliografía más reciente se considera segura.

¿Utilidad?
Se ha utilizado y se utiliza. Por ejemplo, en determinadas patologías (como epilepsia refractaria). Actualmente, la evidencia científica parece demostrar un mayor beneficio en ciertos tipos de epilepsia y en dos trastornos metabólicos.

Se puede valorar como una herramienta dietética. Sin embargo, sus efectos no van a ser superiores al patrón mediterráneo, que es más sencillo de practicar y tiene más evidencia científica.