Ana Azanza

La importancia de la detoxificación de nuestro cuerpo

Ana Azanza

La importancia de la detoxificación de nuestro cuerpo

11/06/2021

En primavera y/o otoño son las épocas más adecuadas para realizar un plan détox.

Vivimos en la era del “homo toxicus”: título, que hace una década, encabezaba un inquietante documental canadiense dirigido por Carole Poliquin. Este reportaje evidenciaba la cantidad de productos químicos que circulan por nuestra sangre, incluso antes del nacimiento, sin ni siquiera saberlo.

Convivimos a diario y en todas partes, con productos potencialmente tóxicos pero autorizados: PBDs, ftalatos, Bisfenol A, PFOA… Nadie se escapa a su radio de influencia, porque todos somos consumidores y usuarios de prácticamente todo, desde ordenadores y aparatos eléctricos, móviles a tarjetas de crédito, botellas de plástico, latas de conserva, juguetes, sartenes, medicamentos, aditivos, cosmética, pesticidas, conservantes y un larguísimo etcétera.

Tampoco se libran los animales, las plantas, los mares, el suelo y el aire.

No soy partidaria de alarmar o dar mensajes excesivamente catastrofistas en contra de todo, pero sí de difundir la moderación en el consumo y la toma de conciencia de que aquí vivimos todos más los que vengan a este mundo en un futuro.

Por tanto, cada uno a nivel individual hemos de cuidar nuestro cuerpo y de esta forma el templo de todos que es el planeta. Hemos de cuidar lo que compramos y consumimos, los ingredientes de lo que comemos y bebemos, el aire que respiramos y lo que nos echamos en la piel o sobre el cabello.

Y hemos de aprender a observarnos e interpretar los signos y síntomas que nuestro cuerpo emite para avisarnos. Por ejemplo, las alergias, la excesiva sensibilidad a los olores fuertes…los eccemas, urticarias o sequedad de la piel. O los dolores articulares o musculares

O el tan frecuente “sentirse hinchado”. Muchas personas se sienten inflamadas, como que retienen líquidos y están cansadas y embotadas.

Pero por muchas medidas que tomemos, como he dicho no nos libramos nadie. Por eso es importante limpiar los filtros del cuerpo una o dos veces al año y para ello hay que realizar depuración de:

  •  Hígado mediante limpieza hepática
  • Riñones con infusiones de hierbas diuréticas y mucha hidratación – Mucosa intestinal mediante ayunos o semiayunos e hidroterapia de colon o en su defecto lavativas caseras
  • Piel mediante saunas o baños de sales

El hígado es el órgano que más saturamos en el día a día. Al hígado van todos los químicos, tratamientos hormonales, grasas, azúcares, alcoholes y todo el estrés acumulado, nuestra ira y frustración.

Cuando nuestro hígado no puede más, estamos irascibles y saltamos a la mínima encolerizados. Retenemos agua en el abdomen y éste aparece hinchado como un embarazo. Nuestra cara puede verse algo congestionada, rojas las mejillas, con bolsas u ojeras nuestros ojos y una tonalidad amarilla.

Para desintoxicar el hígado lo primero que hay que hacer es dejar de beber alcohol, reducir los medicamentos al mínimo que se pueda y dejar de comer pan e hidratos de carbono refinados, ya que los azúcares lo saturan.

Lo siguiente es hidratarnos bebiendo mucha agua y con infusiones de hierbas o suplementos a base de alcachofera, boldo, cardo mariano, diente de león, rábano negro, desmodium, té verde, tomillo, cúrcuma…

El jugo de manzana es también muy útil, y en su defecto el ácido málico de venta en herbolarios.

En cuanto al riñón conviene reducir el consumo de sal y proteínas animales durante los días de limpieza y beber agua filtrada alcalina. Para la limpieza renal se utilizan las infusiones a base de hierbas depurativas para el riñón de las que hay infinidad, como por ejemplo:

  • Cola de Caballo
  • Borraja
  • Rompepiedras
  • Bardana
  • Diente de león
  • Hierba meona
  • Uva Ursi
  • Gravel
  • Malvavisco
  • Perejil
  • Raíz de jengibre
  • Ortiga
  • Uña de gato
  • Mejorana
  • Raíz de hortensia
  • Hierba Vara de Oro
  • Magnesio

Por supuesto y en cualquier caso, recomiendo consultar al médico de cabecera si hay algún inconveniente en realizar estas curas de detoxificación para cada caso particular.