Ana Azanza

Empecemos el detox de otoño

Ana Azanza

Empecemos el detox de otoño

10/09/2021

El otoño es una buena época para limpiar, sanear y renovar nuestro cuerpo, así como para reorganizar nuestra vida.

Con el estío de verano y la vuelta al trabajo, tras el descanso estival, solemos recuperar nuestros horarios y rutinas. Es buen momento para planificar y reorganizar nuestros hábitos y también, por qué no, poner a punto nuestra máquina cuasi perfecta, es decir, nuestro cuerpo.

Al igual que los árboles perderán sus hojas, nosotros descamaremos la piel morena del verano, nos desperezaremos y encenderemos motores.

Y para que esto ocurra de forma óptima tenemos que descongestionar y revitalizar desde varios frentes:

Hidratación

No hay mejor détox que beber agua alcalina, hidrogenada y filtrada, en cantidad suficiente, es decir, tantos vasos de agua como kg de peso corporal dividido entre 7.

El agua limpia, diluye, moviliza. El agua es fundamental en nuestra salud. ¡Cuántos problemas crónicos se solucionarían simplemente haciendo una cura de hidratación con agua! Y no somos conscientes de ello y creemos que bebemos lo suficiente ¡craso error!

Dieta, ayuno o semiayuno

Podemos hacer una semana de ayuno que todo lo sana. Esto asusta a muchas personas, ya que se asocia ayuno con hambre y con muerte, pero en realidad, el ayuno es la mejor forma de limpiar el cuerpo y reparar sus dolencias.

La opción más llevadera y muy de moda actualmente, es practicar el ayuno intermitente, es decir, periodos de ayuno con horas de comer. Hay varias maneras de hacerlo y eso sería tema para otro post.

Y también está el semiayuno a base de jugos verdes. En realidad, es ayunar de alimentos sólidos y alimentarte únicamente con jugos vegetales sin azúcares, es decir a base de verduras y hortalizas.

Y para los que no les gustan las cosas drásticas, simplemente una dieta limpia y equilibrada a base de ensaladas, verduras, huevos, pescados y carnes con abundante aceite de oliva y alimentos grasos saludables, puede ser la vuelta a la normalidad y a la recuperación del peso perdido.

Jugos détox

Hechos en casa con una extractora de jugos por presión (o en su defecto, se puede utilizar una licuadora de toda la vida).

Los jugos a base de hojas verdes nos proporcionan muchos minerales alcalinizantes, esenciales para serenar nuestro sistema nervioso, relajar nuestros músculos contracturados y calmar nuestra ansiedad por el picoteo dulce.

Para esta función son especialmente útiles los jugos a base de cilantro, perejil, apio… con limón, pepino, jengibre y manzana de forma opcional.

Estos jugos se toman por lo menos 10 días a razón de uno diario. Hidroterapia de colon y limpieza hepática

Yo recomiendo incluir en este tratamiento détox, a la hidroterapia de colon con un poco de ozono burbujeando en el agua filtrada. Lo ideal 3 sesiones, una por semana. O, si no, dos también valen.

La primera sesión es la más “difícil”, por decirlo de algún modo, ya que en absoluto es algo que suponga esfuerzo o dolor, pero sí un cierto miedo a lo desconocido, cuando es la primera vez y además, el intestino se encuentra más sucio. La segunda sesión marca una diferencia con respecto a la primera porque todo fluye mejor y la persona empieza a notar la mejoría, que es innegable a partir de la 3ª sesión en la mayoría de los casos.

Entre sesión y sesión recomiendo seguir un protocolo para limpiar el hígado, órgano que sufre en silencio nuestros abusos.

Respiración

Otro aspecto fundamental en la detoxificación de nuestro organismo y al que no solemos prestar ninguna atención. Yo recomiendo aprender ejercicios y rutinas respiratorias. Muy conveniente es el yoga para este aprendizaje.
Los paseos en plan relajado y con pies descalzos, si puede ser, así como el ejercicio físico, ayudan en esta detoxificación y puesta a punto.

Mentalidad positiva

Y qué duda cabe, pensar en positivo merece la pena. La ilusión y la gratitud sanan nuestro cuerpo de una forma increíble.
Este momento es también muy propicio para cambiar nuestro chip mental, juntarnos con personas agradables y huir de las toxicas.