¿Alimentos con colorantes o de color natural?

Los colorantes son aditivos alimentarios que tienen la finalidad de otorgar color a los alimentos y que, en muchas ocasiones, se añaden excesivamente lo que hace perder la naturalidad del producto alimenticio.

Un ejemplo, muy claro es el de algunos fiambres. Rápidamente visualizamos un producto rosa intenso y en realidad, por su procesamiento natural, no tendría que ser así.

Sin embargo, cuando en el supermercado nos encontramos frente a la amplia variedad de embutidos y fiambres puede ser difícil decantarse por uno u otro. Aunque aparentemente todos sean muy similares, si nos paramos y observamos con detalle existen diferencias entre ellos.

¿Cómo diferenciarlo?

Una de las características importantes a observar es el color. ¿Te has fijado que algunos jamones cocidos y pechugas de pavo son más rosados que otros? ¿Sabías que los colorantes son los responsables de la tonalidad que hace que sean más atractivos para el consumidor? Aunque los hace menos naturales.

Cuándo elijas los productos de la gama de jamón cocido y de pechuga de pavo de Bonnatur de Argal verás que son del color natural de la carne ya que no llevan colorantes. ¡Argal siempre apuesta por lo natural!

El jamón cocido y la pechuga de pavo se obtienen mediante una técnica de cocción que hace que el color originario de la carne se emblanquezca. En este sentido, son muchos los fabricantes que optan por adicionar colorantes para que el color del producto sea más homogéneo y más llamativo para el consumidor. Aunque no debemos temer a los colorantes ya que, como en los demás aditivos, las autoridades realizan un exhaustivo control sobre ellos. Pero si que tenemos que saber que acaban siendo sustancias químicas innecesarias para el organismo.

La gamma Bonnatur de Argal apuesta por lo natural y ¡sin conservantes!