AÑO NUEVO, NUEVOS PROPÓSITOS FÁCILES PARA SEGUIR UNA VIDA SANA

“Año nuevo, vida nueva” bajo esta expresión, enero es el mes en que muchas personas se replantean algunos aspectos de su vida. Es un momento de hacer balance de lo pasado y plantearse objetivos de futuro de cosas que queremos cambiar; buenos propósitos dirigidos muchas veces a cambiar el estilo de vida como dejar de fumar, comer sano, hacer más ejercicio, o incluso a cambiar o mejorar otros aspectos como aprender idiomas, ser más ordenado o aprender a cocinar… Da igual al final cuáles sean los aspectos a cambiar, en cualquier caso es muy importante que sean realistas, logrables y sobre todo… ¡siempre en positivo!

En términos de salud, que es lo que nos ocupa ahora, es fundamental que te plantees objetivos que sean fácilmente alcanzables, realistas y, sobre todo, de uno a uno, poco a poco, de nada vale querer cambiar diez cosas a la vez, es imposible. Es importante también fijarte un propósito concreto, saber cuál va a ser tu meta y qué estrategia seguirás para conseguirla de manera específica. Por ejemplo, “tengo que adelgazar medio kilo a la semana, iré a un nutricionista” y no “intentaré perder peso” en general. Además es importante también prometerse un premio si se logra lo planteado y concentrarnos en la recompensa también puede ayudar a motivarnos.

Alimentarse adecuadamente es más fácil de lo que imaginas. Un punto importante es la organización. Muchas veces la falta de orden es la que hace que malcomamos, junto con las prisas y el estrés. Debes pararte un día y planificar el menú de la semana; tiene que ser muy variado: que incluya verduras, hortalizas y frutas (5 al día), cereales integrales (moderadamente en cada comida), alimentos proteicos ligeros (pescado, huevos y carnes magras y sus derivados como el jamón o el pavo cocido Bonnatur de Argal), lácteos desnatados y aceite de oliva. Poco a poco irás cogiendo una rutina sin darte cuenta, y llegará un día que no supondrá ningún sobre-esfuerzo. Pero lo mejor de todo esto es, además, que lograrás tener una alimentación equilibrada que favorece un óptimo estado de salud y de vitalidad.

En cuanto al ejercicio físico, no te dejes llevar por la euforia de los primeros días y ¡tómatelo con calma! No hace falta entrenar para una maratón, caminar es un ejercicio ideal para el corazón, una hora unos tres días a la semana a moderada intensidad, puede ser el primer paso para una vida activa y saludable.

¡Puedes conseguir lo que te propongas! ¡Feliz año nuevo!