QUÉ DEBO COMER CUANDO HAGO DEPORTE

Si practicas deporte de más o menos intensidad (ya sea ir a correr, ir en bici, jugar a fútbol, a tenis…), con más o menos frecuencia, debes tener en cuenta que tu alimentación es fundamental, bien para rendir más, para sentirte mejor o para optimizar tus objetivos.

Para que la práctica deportiva te aporte beneficios es imprescindible combinarlo con una
alimentación adecuada. Saber qué comer y beber antes, durante y después, potenciará los
resultados. El nutriente que te aporta la energía que necesitas son los hidratos de carbono, que los encontramos en el pan, la pasta, el arroz, las patatas o las legumbres. Es conveniente que, unas dos horas antes del ejercicio, tomes una porción de este grupo de alimentos. Por ejemplo, si a las 11 h. vas a salir en bici, sobre las 9 h. tómate unos cereales con yogur, y compleméntalo con un zumo de naranja recién exprimido. Y al final, para reponer la energía gastada, si llegas sobre las 13 h., un buen plato de pasta, una ensalada con pescado o carne ¡son perfectos para reponer los que has perdido!

Otro nutriente que hay que tener en cuenta es la proteína. Los alimentos más ricos son la
carne y embutidos, el pescado y los huevos. Este grupo de alimentos te interesa especialmente si practicas algún tipo de ejercicio en el que se requiera la fuerza, como el fútbol, las artes marciales o las pesas. Tomar algo de proteína al finalizar el esfuerzo te ayudará a recuperar el tejido muscular. Por ejemplo, si a las 18 h. tienes un partido de básquet, cuando acabes, toma un bocadillo con un embutido bueno y ligero, como el Jamón Cocido Bonnatur de Argal.

Las vitaminas y minerales que aportan la fruta y las hortalizas son imprescindibles como fuente de antioxidantes para reparar el daño de los radicales libres, más intenso cuando se hace deporte. Así que no debes prescindir de ¡los alimentos vegetales! Especialmente en crudo.

No debes olvidar que, para estar bien nutrido, debes cuidar tu alimentación a diario, y no sólo el día que practicas ejercicio y así ¡te sentirás bien todos los días!