Organizar la despensa a la vuelta de vacaciones

Organizar despensa después vacaciones[/caption]

Poco a poco vamos entrando en la normalidad… ya hemos empezado en el trabajo, vamos retomando las actividades, los peques ya están en el cole, los horarios ya se están regulando paulatinamente… Es ahora el momento de organizar la despensa, planificar el menú semanal, hacer la lista de la compra, ordenar los alimentos… Todo para asegurar que nos vamos a alimentar de manera equilibrada, saludable y satisfactoria.

Lo primero que vamos a hacer es planificar el menú semanal para toda la familia. Esto es importante ya que, por un lado nos fijamos en la variación de alimentos y de preparaciones lo que es fundamental para seguir una alimentación equilibrada. Por otro lado, saber los ingredientes que necesitamos, nos ayuda a hacer la lista de la compra además de facilitarnos la rutina y no “tener que pensar qué preparar”.

Ir al supermercado con una lista de la compra es fundamental. De un lado, sólo compramos lo que necesitamos, lo que nos puede ayudar a economizar también. Por otro lado, si seguimos el esquema de los ingredientes del menú semanal, seguimos fomentando una dieta equilibrada y saludable. De todas formas hay alimentos básicos que siempre deberían estar en tu despensa cómo: verduras en conserva (espárragos, pimientos…) o tipo fresco congeladas (judías tiernas, espinacas…), pescado también en conserva o congelado (merluza, atún en aceite, sardinas en escabeche…), huevos, alimentos secos (pasta, arroz, pan, legumbres cocidas…), yogures, leche… o el jamón o el pavo cocido Bonnatur de Argal, o unos embutidos al plato de Argal… Son alimentos que siempre te pueden sacar de un apuro rápidamente.

Ya en casa, ordena los alimentos para conservar idealmente sus propiedades.  En primer lugar, debemos hacer hincapié en la limpieza y en la protección de los alimentos. Después, puedes organizar los alimentos por grupos, para evitar la contaminación cruzada de microorganismos entre unos y otros. Recuerda tener en cuenta: no mezclar nunca alimentos crudos con los cocinados, guardarlos bien en recipientes estancos para que no hayan filtros de olores ni sabores.Y por último, acuérdate de leer siempre las etiquetas de los alimentos, suelen tener información muy útil.

Esperamos que todos estos consejos hayan sido útiles y te ayuden en tu día a día ¡Cuéntanoslo!