Como hidratarse en verano, ¡no esperes a tener sed para beber!

Los termómetros ya han empezado a subir y las rutinas diarias aún siguen para muchos. Es por ello que nuestro organismo debe estar preparado para afrontarlo de la mejor manera posible. Es fundamental una buena alimentación y por supuesto en verano hay que hacer especial hincapié en una correcta hidratación .

El organismo está compuesto principalmente por agua, ésta participa en múltiples funciones vitales para el organismo y de aquí su importancia. Por lo general, necesitamos incluir de 6 a 8 vasos diarios de agua al día, aunque cabe resaltar que estas necesidades se ven aumentadas cuando se realiza ejercicio físico o cuando la temperatura es elevada.

¡Cuidado! Es conveniente saber que cuando se tiene sensación de sed es porque ya se está produciendo una deshidratación. Y esto aún se agrava más en niños y en personas mayores en los que la sensación de sed se ve disminuida, por esto es importante ofrecerles de manera constante agua, fruta u otras bebidas o alimentos que les aporten líquido.

¿Cómo podemos hidratarnos?

Por excelencia la bebida principal debe ser el agua, pero también es cierto que podemos recurrir a otras maneras de tomarla. Ahora en verano, los tés y las infusiones frías que cada vez podemos encontrar de más sabores, pueden ayudar a conseguir una buena hidratación. Otra alternativa para complementar las necesidades hídricas son los zumos de frutas naturales e incluso batidos donde se mezclan  frutas y  verduras, a poder ser con la piel. Estos, nos aportaran un extra de vitaminas y minerales. Mézclalos con hielo picado y la sensación de frescor será mucho mayor.

Y como alimentos, las ensaladas, tan apetecibles en verano, también pueden ayudarnos a hidratarnos ya que los vegetales contienen una gran proporción de agua. Nuestra propuesta es que estos días de calor donde a veces también se ve disminuido el apetito optes por ensaladas completas. ¡Ricas y refrescantes!

¡Feliz verano!