Las 5 recetas tradicionales de Navidad más saludables

 

¡La Navidad ya casi está aquí! Y aunque este año celebraremos las fiestas en petit comité, la pandemia lo marcará así, esperamos que sean unos días muy especiales igualmente. Desde aquí, Argal quiere agradecer tu confianza y, un año más, hacerte llegar nuestras más sinceras felicitaciones, y como no podía ser excepción, mandarte también nuestros consejos para unas fiestas más saludables.

 

Estas fiestas pueden ser de lo más abundantes y deliciosas, queremos hacer hincapié en que la moderación debe ser la tónica. En general, los platos no tienen porqué ser tan calóricos, son los acompañamientos, los aperitivos, las cantidades, los dulces y el alcohol… los que harán decantar la balanza… ¿Sabías que en estas fiestas algunas personas engordan de media unos 3 kg? Hay un sinfín de ocasiones para excedernos, pero también hay muchos días en los que podemos compensar los excesos , así que te animamos a seguir nuestros consejos.

 

En el aperitivo, opta por preparaciones ricas en verduras: una ensaladas con langostinos, un vasito de crema de calabaza con pulpo, unos berberechos al vapor, unos mejillones con picadillo de verduras, jamón serrano o ibérico de calidad Argal con melón, tostaditas con guacamole y salmón ahumado, hummus Argal con unos palitos de verduras… ¡unos entrantes igualmente deliciosos que nutritivos y ligeros! Sorprende a tus invitados esta Navidad.

 

En los entrantes, las sopas, caldos y consomés, así como las cremas de verduras, serán opciones igualmente ligeras y sabrosas. Es importante desgrasar bien los caldos y prepararlos con ingredientes frescos, ya sean de carnes o de marisco, tómalos claritos, sin muchos picatostes y con poca pasta.

 

En el plato principal, el tradicional pavo relleno, un guiso de pescado, unas gambas al horno, un solomillo a la mostaza… todos ellos platos ricos en proteínas y no tan energéticos como los acompañamientos. Ponte poco puré de patata, o fruta seca o arroz… que acompañe el plato principal. Intenta no repetir ni mojar pan en la salsa… De esta manera, si no te quedas con el estómago tan lleno, tu digestión te lo agradecerá.

 

Para los postres… ¡deja el turrón, el mazapán, los polvorones, bombones y otras delicatessen para lo último! Empieza con una ensalada de fruta fresca, unas lonchas de piña, milhojas de papaya con granada, mango con frutos rojos… !Vitaminas y minerales para terminar una comida deliciosa!

 

Un capricho dulce con el café está bien, es Navidad. Y después de la comida, si el tiempo lo permite, es ideal salir a dar un paseo, los niños se airean y los mayores pueden seguir la sobremesa al aire libre, charlando tranquilamente y disfrutando de buena compañía.

 

¡Felices fiestas!