5 recetas con masa de pan casero y productos Argal

Una de las cosas sorprendentes del confinamiento por la pandemia de coronavirus del año pasado, es que muchas personas empezaron a cocinar. El hecho de estar más tiempo en casa y buscar distracciones, es seguramente el motivo por el cual, además muchas empezaron a cocinar pan. Es verdad que es una tarea ciertamente relajante y que precisa de sus tempos.

Si tu no fuiste uno/a de ellos, te proponemos hoy preparar una masa de pan fácil para combinar con productos Argal, y si ya tienes “experiencia panadera” 😉 , apunta igualmente las recetas que te proponemos a continuación, seguro te van a gustar. 

Para la masa de pan, se necesita: 

  • 500 g de harina de trigo para todos los usos 
  • 350 ml de agua templada 
  • 15 g de levadura fresca o de panadero 
  • 10 g de sal 

Para prepararla: 

Primero, en un vaso, disolver bien la levadura fresca con un poco de agua templada. Luego, en un cuenco grande añadir la harina, la sal, la levadura disuelta y poco a poco el agua, removiendo con una cuchara de madera al principio, amasando con las manos después ya en la superficie enharinada de la encimera, hasta que la masa absorba toda el agua y tenga una textura poco pegajosa, unos 10 minutos. Cubrimos la masa con un trapo húmedo y la dejamos reposar un par de horas. Luego la guardamos en la nevera tapada con papel film hasta que queramos utilizarla.  

Para ello cogemos la porción que necesitemos, le damos forma, la dejamos levar fuera de la nevera unos 30 minutos, y el horneado será de unos 20 a 40 minutos en función del tamaño de la pieza, a temperatura muy alta los primeros 10 minutos (200-220 º) y más suave (180º) luego hasta el final de la cocción. 

Con esta masa de pan casera podemos preparar muchas cosas, te proponemos 4 ideas a continuación: 

  • ¡Pizza! Pon los ingredientes que más te gusten, una base de salsa de tomate casera y jamón cocido, mozarela, champiñones, cebolla, salchichón, pimiento… 
  • Grisines o palitos de pan de muchas variedades: enrollados con jamón serrano, quesos, semillas… Atención si son finitos necesitarán poca cocción. 
  • Empanadillas o calzone… mmm… atún, pisto, pavo cocido, un sinfín de combinaciones. 
  • Pan de sabores, nosotros te proponemos unos con tomate seco, albahaca y jamón de pavo Argal que está delicioso.  
  • Bollos dulces (con una pieza de chocolate en el interior) o salados para la merienda rellenos de jamón, queso, humus…  

¡Que los disfrutes!