Consejos para cuidar la dieta en navidad

Las Fiestas Navideñas ya aquí, y este año si la pandemia lo permite, quizás podremos reunirnos con la familia y con amigos, siempre con precaución y con medidas de protección. Son unas fechas que empujan a la vida social, a celebrar, ahora más que nunca, que estamos bien, y para eso una mesa bien puesta con un gran surtido de delicadezas será irresistible para cualquiera.

Y para que estos días sigamos cuidando nuestra salud, como siempre desde Argal queremos desearos unas Felices Fiestas con 10 consejos para cuidar la alimentación de los nuestros también en Navidad.

  1. Comer con moderación y por el apetito que tenemos. No por las ganas de comer… Debemos evitar comer con los ojos, no repetir, no mojar pan, comer despacio y masticando bien… y muy importante, no llegar a la comida con demasiado apetito, podemos tomar un tentempié saludable antes.
  2.  Aperitivos ligeros. Escoge o ofrece alimentos ligeros: jamón ibérico Argal, mejillones o almejas al vapor, gambones a la plancha, espárragos trigueros envueltos en jamón de pavo Argal, montaditos de salmón ahumado y mango, tomatitos cereza con mozarela, banderilla de boquerón con pepinillo en vinagre, champiñones rellenos, anchoas con cogollos…
  3. Los entrantes. Las sopas, caldos y consomés, así como las cremas de verduras, serán opciones igualmente ligeras y sabrosas. Es importante desgrasar bien los caldos y prepararlos con ingredientes frescos, ya sean de carnes o de marisco, tómalos claritos, sin muchos picatostes y con poca pasta.
  4. El plato principal. el tradicional pavo relleno , pescado al horno, un solomillo a la mostaza… todos ellos platos ricos en proteínas y no tan energéticos como los acompañamientos.
  5. Tomar fruta. En el postre, antes de la comida, en el aperitivo… Milhojas de piña con jamón serrano Argal, ensalada de frutas variadas en el postre, compota de manzana como guarnición, pincho de diferentes frutas, una ensalada con higos, o un canapé de milhojas de melón con jamón cocido Bonnatur. ¡La fruta de temporada mucho mejor!
  6. Comer verduras y hortalizas. Son, con la fruta, nuestra fuente principal de vitaminas, minerales y fibra, y deben estar presentes en nuestras comidas. Hay muchas recetas festivas con estos ingredientes que serán deleite de los más exquisitos paladares. ¿Qué te parecen unos champiñones rellenos en el aperitivo? O ¿una crema de espárragos trigueros con pizcas de jamón?
  7. En el postre llegan las tentaciones. Turrones, bombones, mazapán, polvorones… preparar pequeñas porciones y comprar lo justo y necesario, para no tomar dulces todos los días.
  8. La bebida. Debemos quitarnos la sed con agua o agua saborizada con frutas (limón, naranja, menta…) e intentar moderar la cantidad de bebidas alcohólicas y refrescos azucarados que no nos convienen ya que aportan calorías vacías.
  9. Compensar y seguir una dieta ligera. Los días antes como los de después del festín, en la que podemos basar nuestra alimentación en verduras, frutas, carnes y pescados magros, lácteos desnatados, y cereales en cantidades moderadas, así lograremos compensar los extras. Por ejemplo:
  • En el desayuno café con leche desnatada, un sándwich de pan de molde con tomate y AOVE con pavo cocido Bonnatur de Argal, y piña fresca.
  • En la comida: caldo vegetal con verduras deshidratadas, calabacín y berenjena al horno con una hamburguesa de ternera a la plancha, una naranja
  • En la merienda: un yogur con fruta
  • En la cena: ensalada verde variada, con salmón y espárragos trigueros a la plancha, y un yogur desnatado.

El décimo y más importante, disfrutar de la familia y de los amigos, de este tiempo de estar juntos y de compartir momentos. ¡FELICES FIESTAS!