La importancia de seguir una alimentación equilibrada en verano y no perder la rutina.

 

Las vacaciones hacen que nuestra rutina cambie, es normal no seguir los horarios a rajatabla, ser más flexibles y quizás más caprichosos a la hora de comer también. Pero aún y así, es importante seguir una dieta equilibrada y nutritiva, que sea refrescante y que nos ayude a hidratarnos, el calor es intenso y debemos estar atentos.  A continuación, os mostramos cuáles son las claves para conseguir mantener una alimentación saludable durante el verano.

 

Es fácil perder un poco los hábitos, la época estival nos trae más tentaciones: el bufet del hotel, la carta del chiringuito, los helados de la tarde, los postres típicos de los nuevos lugares, las verbenas con amigos… Aún y así, si sabemos escoger, estamos atentos, y vamos compensando los extras, seguir una dieta saludable en verano no será una tarea imposible. Para eso debes seguir estos consejos.

 

Primero, en el día a día, intenta seguir con una alimentación parecida a la que haces en casa, aunque con algunos caprichos (es normal, estamos de vacaciones), para eso: intenta no comer con los ojos, tampoco sobrepasar las cantidades habituales, ni tomar muchos dulces ni bebidas con alcohol, y si un día te has excedido un poco, al día siguiente un poco de voluntad y dieta más ligera.

 

También, toma fruta y verdura en cada comida, también entre horas y en el desayuno. La fruta de temporada como la sandía, el melón, los melocotones… son ricos en agua y nos ayudan a hidratarnos, serán un tentempié ideal para la playa. Los tomates, pepinos, lechugas… ahora en su mejor momento, en ensalada, en sopa, en gazpacho, serán los mejores platos: ligeros, ricos en nutrientes, sabrosos… Añade una tostada con jamón serrano Argal, una salsa de pesto casera con un buen tomate y mozarela, unos huevos rellenos de ensalada de cangrejo Argal…  Hay un montón de recetas fáciles y fresquitas para el verano, pincha aquí! 

 

Finalmente, modera el consumo de postres dulces o de helados… opta por los típicos polos y modera el consumo de helados a base de nata, chocolate, lo ideal es preparar helados caseros base de yogur o fruta … fácil, nutritivo, refrescante y… ¡muy divertido!

 

¡Feliz verano a todos!