Cómo llevar una dieta sin gluten de forma saludable

 

El gluten es una proteína que se encuentra de manera natural en la semilla de algunos cereales como el trigo, la avena, la espelta, el centeno, la cebada, el kamut o el triticale y sus derivados y preparaciones. También la avena, que, aunque es sin gluten, tiene una proteína parecida y sólo algunas personas celíacas la toleran bien. Esta proteína es la responsable de dar una textura elástica, consistente y esponjosa a las masas y panes de estas harinas además de usarse ampliamente en la industria de alimentos.

 

Para la mayoría de las personas esta no supone ningún problema y les sientan bien los alimentos con gluten, sin embargo, existe una parte de la población de la que su sistema digestivo no lo tolera, son las personas con celiaquía o con una sensibilidad al gluten no celiaca  , que es una enfermedad auto inmune de tipo intestinal producida por la malabsorción del gluten.

 

Cabe tener en cuenta que también existe una moda para seguir dietas sin gluten y con ellas algunos mitos que puedes descifrar pinchando aquí.

 

Estas personas deben seguir una dieta equilibrada  basada en productos frescos, mínimamente procesados. Sin gluten son las frutas, las verduras, la carne, el pescado, los huevos y los lácteos en general (conviene verificar en la etiqueta). Tampoco tienen gluten, cereales como el maíz y el arroz, así como la patata, las legumbres, la quínoa, el trigo sarraceno, el amaranto, el mijo, el sorgo o el teff, para los menús sin gluten .

 

Los celiacos deben seguir una alimentación estricta sin gluten, eliminado los cereales con gluten, así como todos sus derivados u otros alimentos que contengan dicha proteína. También hace falta quitar cualquier alimento que pueda llevarlo como ingrediente o aditivo, puesto que puede estar camuflado en multitud de alimentos e incluso de medicamentos, y de aquí la importancia de leer bien las etiquetas  de los alimentos procesados.

 

También se debe tener especial cuidado a la hora de preparar los alimentos evitando la posible contaminación cruzada, que se daría en el caso que alimentos con gluten, mediante las manos, los utensilios… contaminen los sin gluten.

 

En Argal, con el compromiso por la salud de las personas, hace ya tiempo que se facilita la identificación de éstos en las etiquetas. Además, puedes encontrar toda esta información en nuestra página web, en donde podrás señalar todos aquellos componentes de los alimentos que no puedes tomar e inmediatamente te indicará aquellos producto libres de estas sustancias o productos “Sin”.