Con los niños en casa confinados, 10 trucos para organizar bien las comidas

 

Pronto hará un año de que la pandemia aparecía en nuestras vidas, quizás no fuimos conscientes que esta situación iba a durar tanto y de cómo nos iba a afectar. Pasado el confinamiento total de la primavera pasada, hoy ya en la tercera ola, muchos son los niños otra vez afectados por confinamientos del grupo burbuja de la escuela.

 

Aunque en una situación ligeramente diferente, deben pasar 10 días en casa, por lo que debemos organizarnos bien y sobretodo alimentarlos saludablemente  en la cuarentena para que esto no repercuta en su salud. Por todo esto queremos proponeros una lista de trucos para organizar el menú familiar, equilibrado, y con todos los nutrientes que ellos necesitan.

 

Será imprescindible establecer una rutina, tanto de comidas como de quehaceres diarios. Es muy importante organizar un “horario” para las tareas del día: levantarse y acostarse, comer, conexión con la escuela, deberes, juegos, manualidades, actividad física, también organizar el menú de la semana … así todo será más fácil.

 

En la organización de las comidas, os apuntamos 10 trucos que serán la clave en la dieta en el confinamiento:

 

1- Priorizar tomar frutas y verduras de temporada  . Acuérdate que las recomendaciones apuntan a tomar de 2 a 3 piezas de fruta fresca todos los días, y a tomar verduras y hortalizas en cada comida principal, para así también fomentar el consumo de vitamina C. Ponle imaginación y que ellos puedan ayudarnos a prepararlas.

 

2- Priorizar las carnes magras, el pescado y los huevos. Las carnes nos aportan vitaminas del grupo B  , además de proteínas de alto valor nutricional.

 

3- Incluir cereales enteros, legumbres y semillas , así como la patata, nos aporta energía de calidad, así como fibra y otros nutrientes.

 

4- No olvidarnos de los lácteos y las leches fermentadas, ya que tomando estos microorganismos vivos podemos ayudar a nuestro sistema inmune  .

 

5- Añadir un puñado de frutos secos , en la merienda nos vienen fenomenal.

 

6- Restringir alimentos de alto valor calórico y bajo valor nutritivo. En el confinamiento, por la relativa falta de actividad, disminuyen las necesidades energéticas, por lo que todos los alimentos superfluos como snaks, golosinas y dulces en general deben controlarse.

 

7- Sigue el esquema del plato equilibrado en la planificación de las comidas principales, mucha verdura, y moderada cantidad de alimentos feculentos y proteicos.

 

8- No olvidarnos del pescado azul  (aunque sea en conserva), de los huevos y de los lácteos por su contenido en vitamina D, que ahora que estamos en casa y no podemos tomar el sol, este nutriente debe verse reforzado.

 

9- Realizar actividad física  en la medida que se pueda. Montar una sala de gimnasia en el salón o en el balcón puede ser una buena iniciativa, ¡e hidratarnos bien!

 

10- Romper la rutina aun y estar confinados, para que todos nos divirtamos un poco podemos organizar un pícnic en el salón, una sesión de cine con palomitas, o preparar algún postre saludable… pueden ser actividades para hacer los días más llevaderos.